Crema de avellanas y cacao casera al Koroneiki

Crema de avellanas y cacao casera al Koroneiki

Crema de avellanas y cacao casera

Leche, cacao, avellanas y azúcar. A todos nos resuena la canción, pero… desde luego ese no es el orden de los ingredientes de la crema de avellanas y cacao que encontramos en los estantes de los supermercados. Por eso, hoy os traigo la versión saludable, mucho más rica y nutritiva.

INGREDIENTES

ELABORACIÓN

Tostamos las almendras en una sartén hasta que se doren y seguidamente las picamos hasta que quede una textura de polvo, con la ayuda de una picadora con suficiente potencia.

Por otro lado deshuesamos los dátiles y los picamos junto a un poco de agua hasta obtener una textura cremosa.

Mezclamos en una batidora las avellanas trituradas, el cacao en polvo, el dulce de dátil, el aceite de oliva virgen extra y la leche fresca, y batimos durante unos segundos hasta que la mezcla se vuelva homogénea.

Os aseguro que junto a un par de tostadas, es una opción de desayuno dulce deliciosa. También se puede añadir una cucharada a un yogur natural. ¡La imaginación es libre!

Además, al no someterse a temperatura, el Aceite de Oliva Virgen Extra Koroneiki mantiene todas sus propiedades, lo cual hace la crema de avellanas más interesante desde el punto de vista nutricional.

Es una receta saludable y apta para personas celiacas o intolerantes al gluten. Para personas que sigan un patrón de alimentación vegano, basta con sustituir la leche fresca por bebida vegetal al gusto.

Y como todo depende del gusto de cada uno, puedes conseguir mayor o menor untabilidad añadiendo más o menos aceite de oliva. Lo mismo con la intensidad del cacao. Si te gusta menos fuerte, te recomiendo que añadas menor cantidad de cacao en polvo.

¿Te gusta el dulce? Aquí tienes una idea perfecta y saludable.

Victoria Fagúndez, Dietista – Nutricionista

Otras noticias: