La magia de la Full Moon

La magia de la Full Moon

La magia de la Full Moon

¿Alguna vez os hemos contado en qué consisten las Jornadas de Luna Llena? En Naturvie pasamos hace años de leer sobre el concepto biodinámico en el mundo del Aceite y decidimos entrar en acción por la puerta grande organizando un evento mágico al que más tarde llamamos Full Moon. Dicho evento consiste primordialmente en hacer coincidir el inicio de la recogida de la aceituna con la primera Luna Llena de la cosecha

¿Por qué hacerlo así? Nos basamos en la influencia que tiene la Luna Llena en los múltiples ámbitos de la vida como en el comportamiento de las mareas o en las personalidades de las personas. Por esta regla de tres, la Luna Llena influiría en la Producción de Aceite.

Cada año hacemos coincidir a amigos, clientes, familiares, expertos del sector y periodistas para que vivan esta experiencia. Los hacemos partícipes de lo que significa una jornada laboral en plena cosecha y en plena producción de aceite. Lo bueno de esta Jornada es que todo aquel que tiene la oportunidad de vivirla atraviesa un torbellino de sensaciones, para acabar con una Luna Llena que puede apaciguarlas o exaltarlas. 

El inicio

Es final de Octubre o incluso principios de Noviembre, estamos en el campo y necesitamos energía para no perder detalle de lo que próximamente vamos a experimentar, así que abrimos boca con una “comida campera” típica extremeña. Un guiso de garbanzos, un platito de buen jamón ibérico, unas migas… y tomamos contacto con los demás invitados de la Jornada.

Un paseo por la Finca

Comenzamos dando un paseo por la variedades de olivos que guarda la Finca, algunos de ellos centenarios de formas tortuosas como los Cornezuelos, de los cuales Naturvie envasa su Aceite monovarietal, de un carácter y una fuerza propia de aquel que lleva existiendo décadas y décadas de años.

Poco más tarde enseñamos la pequeña Almazara, donde se produce nuestro AOVE, y nos ponemos manos a la obra: a recoger aceitunas, de diferentes variedades. De este modo, el jugo será un Coupage de sensaciones, aromas y matices diversos y conseguiremos así un Aceite más divertido, más trepidante, donde cada variedad y tributo distintivo luche por destacar sobre los demás.

En un afán de hacerlo más intrigante, formamos equipos para ver quién es capaz de recoger mayor peso en el tiempo pactado. Al principio todo el mundo se esfuerza por ser el más veloz, el más óptimo, pero poco a poco el tiempo va poniendo a cada uno en su lugar, hasta caer en el hecho de que la recogida manual de la aceituna es dura y por ello tiene un valor mucho mayor.

El aceite de Naturvie está hecho a base de aceitunas recogidas únicamente a través de este mecanismo, así el fruto sufre menos daño y podemos seleccionar mucho mejor la aceituna según su estado. 

¿Tan poco?

Después de esto pasamos al pesaje de las aceitunas, momento en el que se suele lanzar algún dato que otro del tipo de: “en dos horas habéis recogido entre todos unos 200kg, mientras que un solo trabajador alcanza los 700kg en una jornada” después de un breve silencio y algún que otro sollozo de asombro, nos enfundamos en la vestimenta adecuada para entrar a depositar la aceituna en el molino. Es uno de los momentos más culminantes, todo el mundo quiere echar su trocito de pastel.

El brindis

Es la hora, la luz de la Luna Llena inunda La Finca y nosotros nos hemos ganado una copa de un buen cava extremeño. Brindamos por el inicio de una cosecha productiva, por la jornada que hemos llevado a cabo y damos gracias por la estampa que acontece a nuestro alrededor. De fondo podemos escuchar perfectamente el ruido de la almazara molturando la aceituna y produciendo el puro jugo de oliva que más tarde podremos embotellar y llevarnos a casa. 

¡A cenar!

Mientras, todo está preparado en una de las naves de La Finca, un cartel enorme nos anuncia el número de Full Moon que estamos celebrando, cada uno tiene su asiento en la mesa Arbequina, Frantoio, Picual, Cornezuelo… Es hora de cenar, probar los múltiples usos que tienen los productos de Naturvie y la enorme variedad de la despensa extremeña

Entre comentarios de lo acontecido, compañeros de Naturvie envasan el Aceite que se ha generado gracias a nuestra jornada, pero aún no es momento de repartir las Botellas Full Moon.

¿El Aceite se bebe?

Con el estómago lleno podremos seguir aprendiendo un poco más, esta vez es el turno de la Cata. No es una cata de aceites cualquiera, esta es a ciegas, con el fin de poner todos los sentidos a prueba, vendamos los ojos de nuestros invitados y les exponemos a un tipo de juego, la mejor forma de despertar el olfato y el gusto. 

Después de esto estamos preparados para conocer cómo debemos probar un Aceite y descubrir sus atributos más dominantes, sus características y aromas. El objetivo no es salir convertido en un experto catador de Aceites, el objetivo es saber descubrir y conocer el alma de un buen Aceite de Oliva Virgen Extra

El espíritu de toda esta Jornada, donde conoces el proceso productivo del Aceite, el trabajo duro de una cosecha de aceituna o la concentración que se debe tomar a la hora de catar debidamente un buen AOVE, se embotella. Se envasa en una botella única, la cuál diseñó el equipo de investigación del famoso Chef Martín Berasategui para Naturvie.

Ese aceite se llama, como no podía ser de otro forma, Full Moon, es sofisticado, elegante y regio para la mayoría, pero para los participantes de la Jornada es mucho más, es mágico. 

Otras noticias: